Chapas bimetálicas CUPAL

Las chapas bimetálicas CUPAL son un revestimiento en frío entre el aluminio (metal base) y el cobre (metal de revestimiento). Los dos metales están soldados entre sí de forma inseparable por un proceso mecánico especial. Por lo tanto, el CUPAL no es una aleación sino un interesante bimetal que pertenece al grupo de los metales no ferrosos.

Los usos de la lámina bimetalica CUPAL son muchos, su calidad ha sido probada durante mucho tiempo en varias aplicaciones. Cuando hay que hacer conexiones eléctricas entre el cobre y el aluminio, por ejemplo en las líneas eléctricas o entre los terminales de cobre y las líneas de aluminio o viceversa, CUPAL permite conexiones fáciles a prueba de corrosión.

VENTAJAS CHAPAS BIMETALICAS

  • Alta calidad;
  • Más barato y ligero que el cobre;
  • Fácil de procesar y soldar;
  • Resistente a la corrosión;
  • Excelente conductividad térmica y eléctrica.

ALCANCE DE SUMINISTRO DE LÁMINA BIMETÁLICA

Hojas de 500 x 2000 mm con un grosor de 0,5 mm, 1 mm, 1,5 mm y 2 mm.

Composición de las hojas bimetálicas:

  • 70%Al – 30%Cu (estándar);
  • 80%Al – 20%Cu;
  • 20%Al – 80%Cu;
  • 10%Cu – 80%Al – 10%Cu

PROPIEDADES DEL CUPAL

Poco peso, fácil deformabilidad, resistencia a la corrosión, conductividad.
La chapa bimetálica electrocupal combina las ventajas de los metales ligeros, bajo peso específico (bajo peso propio), fácil deformabilidad, etc., con las ventajas del cobre en cuanto a resistencia a la corrosión, capacidad de galvanizado y soldadura, propiedades eléctricas, etc.

Las superficies de cobre y aluminio se comportan, química y mecánicamente, como cobre y aluminio puros, respectivamente. CUPAL permite la unión resistente a la corrosión entre conductores de metales pesados y ligeros.

CUPAL tiene una conductividad térmica muy buena, la conductividad eléctrica de la chapa bimetálica es excelente y a altas frecuencias es comparable a la del cobre puro. Los valores de contacto son incluso mejores que con el cobre puro.

Las chapas de CUPAL permiten procesamientos en frío (prensadas, estampadas, dobladas, remachadas, etc..), muy fácilmente, así como soldaduras blandas o galvanizados como el cobre puro, para proteger las secciones cortadas de la corrosión.

La resistencia de contacto entre los dos metales está en su punto de chapado. Como resultado, el contacto queda protegido de las influencias atmosféricas.

APLICACIONES DEL LÁMINA BIMETÁLICA CUPAL

La chapa bimetálica CUPAL encuentra sus mayores usos en aplicaciones electrotécnicas, donde se requiere un elemento de conexión entre conductores ligeros y pesados. Se utiliza como material conductor para aplicaciones de alta y baja tensión, así como para corrientes de alta frecuencia. Debido al fino revestimiento de cobre, es especialmente adecuado para condensadores y componentes transmisores-receptores (efecto piel). Las chapas bimetálicas de cobre-aluminio (CU-AL) se utilizan para evitar la corrosión bimetálica.

Los ámbitos de uso más comunes: líneas eléctricas, disyuntores, seccionadores, condensadores, industria electrónica y de maquinaria, líneas aéreas (insertos en forma de tira o manguito en bloques de terminales), equipos receptores y transmisores, producción de piezas pequeñas como arandelas, insertos, terminales, productos de alta artesanía y de lujo.

    CONTACTO